Organizaciones se unen a la APPR para expresarse en contra de las terapias reparativas